jueves, noviembre 15, 2012

... Es La Hora ...

… cuando

la noche recorre por encima de las estatuas desnudas
el helado sueño de un mundo mejor
aparece
para quienes duermen sobre algún cartón,
cuando
la noche cierra las puertas de los cajeros automáticos
la tragicomedia de la inmolación sin bajeza ni altura
aparece
para quienes no tienen un trozo siquiera de pan duro,
cuando
la noche grita bajo los oscuros puentes de la locura
y los golpes democráticos abren una brecha en mi frente
aparece
el dolor de mi impotencia y solo me deja maldecir la oscuridad,
cuando
el poder del capitalismo me oprime y me pisa como cucaracha
e intenta borrar cualquier futuro para mi hijo, nuestros hijos,
aparece
sobre mi pecho mi diestra en alto gritando que hay que combatir …
 



.
T. Mielke ©      Estepona 15/11/2012
 .
 
.
cartel de ROBERT GARCIA

5 comentarios:

Gizela dijo...

Por supuesto que hay otros camino
Sólo que no creo que tenga nada que ver con etiquetas de capitalismo o comunismo y el arrastre dogmático de sus filosofías
Siento que el camino, es no dejarse llevar más por etiquetas, que no sea la única inherente a nosotros:
El humanismo!!
A sus esencias debemos volver, en las
escuelas, en el ceno de la familia y practicarlo día a día en nuestro circulo inmediato....para que se expandan los círculos, y podamos volver a estar orgullosos de ser HUMANOS

Precioso tu poema denuncia MAESTRO!
Besotes muchos

JUAN dijo...

Opino como gizela: Humanismo es lo que hace falta.
Lo demás no es democracia, sino dictadura

JUAN dijo...

Tu poema, muy bueno.Un abrazo, amigo Tomás, se me olvidaba

genessis dijo...

Cuántas verdades gritan tus versos,
cuánta desesperanza se cierne cuando llega la noche,
cuántas reglas quebradas se esparcen cuando se abren las oficinas,
cuántos poemas vuelan sin destinatarios porque nadie quiere acogerlos....


Amigo, sigue gritando, algún día tendrá más fuerza.
Un abrazo fuerte querido Tomás.

genessis dijo...

Un fuerte abrazo para ti mi muy querido e inolvidable amigo Tomás.

Felices Fiestas!
Abrazos con ternura.